jueves, 4 de abril de 2013

Zona Abisal y características de su fauna.



  Se denomina zona abisal o zona abisopelágica a uno de los niveles en los que está dividido el océano según su profundidad, corresponde al espacio oceánico entre 3.000 y 6.000 metros de profundidad. Es una zona oscura donde la luz solar no llega.

Dentro de estas zonas abisales se encuentra una fauna muy variada y curiosa, llamada fauna abisal o fauna abisopelágica. Esta abarca los animales que viven en las profundidades del océano y que en general no se acercan a la superfície.

Estas especies son poco c0nocidas por el hombre ya que al encontrarse a más de 3000 metros de profundidad son muy difíciles de estudiar. La zona donde se encuentran al ser tan profunda está sometida a una presión muy elevada superando las 200 atmósferas, y la temperatura es de -1 y 3º C puesto que la luz solar no llega.

  Pero a pesar de ello muchos seres vivos se las han "apañado" para soportar estas condiciones, son seres adaptados a la gran presión, y sus cuerpos son pequeños y blandos.


Por esta dificultad de estudio aún no se conocen cuantas especies diferentes habitan los fondos marinos, pero la mayoría de las que conocemos tienen formas monstruosas en comparación con los peces de la superficie  Estos peces tienden al gigantismo debido a las condiciones a las que se ven obligados a vivir, esta enfermedad es una enfermedad hormonal causada por la excesiva secreción de la hormona del crecimiento que provoca el desarrollo desmesurado de las extremidades.












Estos peces se han adaptado a estas condiciones extremas con, por ejemplo:
  • Un metabolismo muy lento debido a la falta de alimentos en este habitad.
  •  Crecen muy lentamente y  esto les hace también vivir muchos años. 
  • Presentan cambios evolutivos tales como grandes bocas, estómagos deformables, órganos bioluminiscentes, dientes desproporcionados,... ya que su próxima comida no sabe cuando podrá ser.
  • Solo se mueven si pueden asegurar la existencia de comida, estos predadores esperan inmóviles a que sus detectores de movimiento les comuniquen la llegada de algo comestible.

Desde la superficie, apenas llega alimento. Sólo el 5% de la energía que se produce en la zona iluminada llega hasta su hábitat. Por ello generalmente las especies abisales que viven en la capa de penumbra del océano donde no hay luz, suelen tener la capacidad de producir luz propia, son Bioluminiscentes. Esta luz es la que utilizan para atraer sus presas, o muchos de ellos utilizan solo un órgano luminiscente dentro de la boca o cerca de ella para atraparlas con mayor facilidad, otros utilizan la lumuniscencia para identificarse con otros ejemplares de su especie, o simplemente para poder escapar de algun depredador o del peligro. Esta luz es generalmente producida por una colonia de bacterias específicas que viven dentro del pez.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada